domingo, 20 de agosto de 2017

NOA CANTA EN LA VELILLA

Así, sola y a capela y la guitarra de Pablo y Pablo mismo acompañando podríamos pensar que estamos ante una naciente y rutilante estrella de no se que clase de arte, de canto y de interpretación. Hay cualidades que nacen innatas con la persona y que se manifiestan a pesar de sus circunstancias. Pero este no es el caso. El talento y el trapío lo lleva en los genes o ¿no habeis visto a su mamá interpretar una año tras otro, encaramada en el escenario, cualquier tipo de canción? Y que arte, madre mía, que saber estar encima de las tablas tal como nacida entre bambalinas y alumbrada por candilejas. Así claro, como iba a salir la pequeña Noa, como su mama y abuela, Lucias las dos, por la gloria de mi madre.....