viernes, 23 de octubre de 2015

¿IRE A VOTAR EL 20-D?


No resulta nada fácil plantearse unas elecciones cuando todo el aparato ideológico (Administración del estado, de la justicia, medios de comunicación etc) está en manos del poder económico y este, al mismo tiempo, se encarga de mantener las desigualdades atacando todo lo que genere solidaridad, apoyo mutuo, procurando que cada cual vaya a lo suyo y el que venga detrás que se espabile. Así  en este sistema donde una mayoría de la población está controlada por una minoría que tiene la riqueza y que administra el reparto a su antojo, la elecciones se reducen casi de forma exclusiva a depositar en las urnas la papeleta una vez cada cuatro años y de este modo "legitimar" durante este periodo una acción de gobierno que dificilmente se logrará poner en cuestión. Por lo demás, darle la vuelta al Sistema empleando sus mismas armas se me hace cuanto menos utópico.Así las cosas y llegado el momento de nuevo de la llamada, de manera pomposa y ridícula, "fiesta de la democracia", me pongo la venda antes de la herida y tal vez con ingenuidad me planteo otra vez la pregunta de ¿a quién no voy a votar? o más concretamente ¿donde será mi voto más útil para desalojar a estos inútiles? y al final ¿debo de ir a votar?. Porque en resumen lo único que tengo claro es cuestionar lo que he hecho o lo que vaya a hacer entre convocatoria y convocatoria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario