jueves, 13 de noviembre de 2014

A MIS SESENTA Y NUEVE (con perdón) IGUAL SIGO DE GORDO

 Agradezco a la memoria su esquisita delicadeza a la hora de seleccionar mis recuerdos, eshuberante con lo buenos, indulgente con los malos y también a mi alma su manía de emocionarse con los primeros y de procurar el olvido de los segundos aunque de este equipaje nunca puedo ni debo olvidarme. Así que doy las gracias, no se a quien, de ser yo mismo el que descansa aquí sentado sobre el mojón SESENTA Y NUEVE de mi viaje a Itaca y aprovecho la ocasión para arreglar un pinchazo inoportuno de la trotona. Ya resta menos para llegar a la patria de Ulises, no me importa gran cosa, me preocuparía no poder hacer recuento del camino recorrido hasta este punto en el que me he detenido.¿Por qué me iba a importar? Nadie me espera por allí deshaciendo la mortaja por las noches .Solamente pido a no se quien, que lo que me resta de trayecto sea lo suficientemente largo para seguir disfrutando de las alegrías que la vida concede de forma gratuita. Así que voy a celebrarlo y que mejor manera que dándome un festín de mountain bike costeando la costa de La Isla a Morís y disfrutar de esta mañana esplédida de noviembre. Bueno, si la fuerza me acompaña......cha chaaaann......

No hay comentarios:

Publicar un comentario