jueves, 5 de junio de 2014

NO TODOS LOS GATOS SON PARDOS

A pesar del apagón televisivo al que voluntariamente me he sometido hasta que la familia real solo aparezca en "Salvame de Luxe”, sin embargo mi talante demócratico me impide que haga extensiva esta prohibición al resto de la familia. Por esta razón no he podido sustraerme al pasar por la cocina para pillar algo en la nevera, de escuchar en no se cual cadena a la que estaba enchufada mi esposa varias frases de políticos de distintos partidos y de idénticos contenidos. Si hubiera sido de día, parafraseando a Xavier patricio, habría pasado de largo pero en los tiempos que vivimos no todos los gatos son pardos. Decía Don Mariano algo así como “el que quiera referendum que se presente a las elecciones y todo por lo legal”; Don Alfredo y Doña Rosa de las Vascongadas, con parecidas palabras manifestaban la misma proclama solemne. En resumen, todos coincidían en “el que quiera peces que se moje el culo”, que consigan la mayoría y presenten una proposición en el parlamento pidiendo el referéndum sobre monarquía o república..
Que los representantes de la leal oposición piensen así no me preocupa tanto como que el mismo poder, el propio presidente halla sido el que con más cotundencia ha lanzado este órdago. Porque si ésto no ha sido más que un calentón o un lapsus (no creo en los lapsus) sino como me temo se trate de un posicionamiento meditado, pensado y discutido en esos thinks thanks tan sesudos de la Faes ya se pueden ir preparando los aun insuficientes partidos de la izquierda susceptibles de hacer coalición porque de aquí a un año en que se celebren las municipales no aguantarán las barricadas y no  se como van a soportar el virulento, brutal y devastador ataque al que se van a ver sometidos por todos los poderes del sistema, políticos, económicos, mediáticos y sociales a fin de que lleguen exhaustos a las elecciones y dejen de constituir una amenaza. Pero lo que más me inquieta, lo que más temo, es que resistan el ataque y consigan la mayoría parlamentaria que les permita atravesar la grieta del sistema y acabar con el régimen bipartidista borbónico imperante. Las Historias del pasado muchas veces se mimetizan en el presente. En el año 1931 el Frente Popular ganó las elecciones municipales en las grandes ciudades las cuales inmediatamente colgaron la tricolor de los balcones y proclamaron la II República. El Rey Alfonso XIII hizo las maletas y se fue a Italia. El capítulo siguiente por desgracia todos lo conocemos , muchos lo lamentaron…. otros aun están en las fosas… por eso hay que tener cuidado porque en estos tiempos que corren, maldita sea,  no todos los gatos son pardos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario