domingo, 9 de marzo de 2014

El Molín de Mingo


una buena comida en el Molin de Mingo from javier balaguer on Vimeo.
“Comed, amigo, y desayunaos con esta espuma, en tanto que se llega la hora del yantar”
(Don Quijote de la Mancha)
Y es que la espuma de queso de Gamonedo y dulce de frambuesa con la que nos obsequió de aperitivo “El Molín de Mingo” solamente tiene parangón con el delicioso arroz con pitu de caleya con el que continuamos la pitanza. Para que hablar del resto de viandas que completaron el menú. El lugar difícil de encontrar como escondite de ayalgas que celosamente camuflaban en las espesuras de los castañedos nuestros antepasados. Tienes que ir y llegar , penetrar a lo más recóndito del bosque,allí donde el regato adquiere carta de mocerío y mueve la piedra del molino que ya no muele. Donde la distancia entre el fruto y el disfrute se hace exigua. Allí donde la gallina no necesita escarbar para dar consistencia a sus huevos y donde los gallos hacen músculo subiendo y bajando los píndios prados embriagados en la soledad rumorosa del bosque y que cesan en su algarabía, cual tímidos condenados, cada vez que nos acercamos a ellos . Solo alguno, despistado o audaz, osa su canto sin hacernos caso. Dia completo, plácido paseo y buena compañía en esta temprana primavera todavía desnuda de hojas y flores..